En el ataque a Castellón se han filtrado datos de víctimas de maltrato, atestados policiales y contraseñas

“Varón, 86 años, quiere suicidarse con lejía”. El hackeo más grave a un ayuntamiento español (elconfidencial.com)